Huna | Blog

10 de noviembre del 2014

Algunos Tips para diseñar Organizaciones Conscientes

Compartir
FacebookTwitterGoogle+


ALGUNOS TIPS PARA DISEÑAR ORGANIZACIONES CONCIENTES

En el fondo, a todos nos gustaría que al mundo le fuera mejor. La cantidad de gente por debajo de la línea de pobreza se cuenta por miles de millones y la desigualdad es un signo de la época. Las grandes diferencias entre millonarios y pobres es abrumadora.En una sociedad evolucionada, no deberían existir estas diferencias. Es por eso que es tan necesario inyectar un poco de conciencia y promover la fraternidad en el mundo de los negocios, hoy responsables de crear y distribuir la riqueza de la sociedad. La creación de valor no se debe circunscribir exclusivamente a la ganancia. Es necesario crear valor social y promover la justicia distributiva. Muchas creencias acerca del dinero y el consumo, se acabarían pasando a un estilo de vida más equitativo entre todos los miembros de la sociedad.

Es necesario apoyar modelos organizacionales y negocios que reunan nuevas características en que se favorezca el trabajo en equipo, igualdad de oportunidades, crecimiento armónico y la capacitación. Negocios y organizaciones concientes. La pregunta sería: ¿qué debe satistacer una organización o un negocio para que la consideremos conciente? Bueno, a continuación y a modo de reflexión personal que socializo, les dejo algunas pautas que considero pertinentes en toda organización que se considere “conciente”:

- Si quieres construir una organización conciente, empieza por abolir el término o la noción de “Responsabilidad Social Corporativa”: ya que no se trata de complementar el valor del producto/servicio que ofrecés con un decorado socio-ambiental light, sino que la responsabilidad socioambiental debe recaer en el núcleo duro del modelo de negocios y la actividad que se realiza.Transversalidad conciente por sobre todas las cosas.

- Capacita a todos para mutar el pensamiento linealizado y reduccionista en el pensamiento sistémico y complejo: esto es clave ya que, de esta forma, evitas el ensimismamiento y adquieres una perspectiva amplia, abierta y contextual.

- Promueve entre todos los miembros de la organización nuevas formas de colaboración: Hay en el universo 2.0 una miriada de blogs, libros, videos y contenidos que brindan todo tipo de recomendaciones al respecto. Vale experimentar mucho, más no abusar de la potencial improductividad que pueda surgir de herramientas mal utilizadas.

- Incentiva y promueve el respeto entre los empleados/miembros de la organización: La fortaleza de un modelo de negocios recae en quienes se esfuerzan por realizarlo. La frescura, la comunicación y el respeto entre ellos es el combustible de dicho esfuerzo.

- Empoderar a los miembros/empleados y asistirlos: para que cada uno despliegue todo su potencial creativo y emocional. La plenitud se viraliza y contagia. La plenitud es valor en cualquier sentido que se lo considere. Además, si se trata de empoderar se tiene que tener en cuenta que eso no es gratuito. Distribuir las beneficios cuando las hay es fundamental si realmente quieres crecer como organización conciente. Crecer en todos los sentidos.

- Proponerse objetivos que desafíen la imaginación y el potencial del colectivo: de donde sino, emergerá la creatividad. Tal vez en el proceso no importe cumplir con tales objetivos, sin embargo, lo nuevo se hará posible.

- Que la resolución de conflictos y problemas SIEMPRE, PERO SIEMPRE, se realice sobre la base de la transparencia: ¿cómo sino es así estarán todos empujando para el mismo lugar?

- Planifica (cuando se pueda) desde un enfoque holístico y abierto: Lo bueno de planificar a largo plazo es que te ordena en el corto plazo, te da una visión, sin importar que dicha planificación vaya o no a cumplirse.

- Facilita la generación de medios y sistemas de información y comunicación que aporten transparencia a la gestión en cualquier nivel e instancia. En parte ya está dicho. La transparencia hoy es un dogma comunicacional. ¿Porqué no aceptarlo de una vez por todas?

- Actúa como modelo ejemplificador de buenas prácticas y promueve que los demás también lo hagan: La gente quiere brindarse al otro pero la codicia y el individualismo con que nos enculturizamos nos ha cerrado. El ejemplo, es la mejor forma de lograr esa apertura en el otro, aunque sea por el afan de imitar que provoca.

- Pon a disposición incentivos para el uso de energías alternativas y tecnologías que ahorren recursos y promuevan el reciclaje de residuos: Puede parecer una nimiedad pero cualquier mecanismos que produzca un reforzamiento positivo no debe ser descartado.

- Procura contratar a otras empresas que estén comprometidas con el tipo de valores que persigues: Hagamos que lo semejante se aglutine con lo semejante como forma de irradiar la virtud con mayor intensidad.

Brinda un apoyo a las organizaciones con las que interactúas para promover el tipo de prácticas que estás tratando de incorporar en la tuya: Se ha dicho que el primer paso siempre es el más dificultoso. Ayudar (o ser ayudado) a darlo, si el objetivo es noble, nunca estará de más.

- Mejora la calidad, incrementa la capacidad y disminuye la huella ecológica de la organización, por ejemplo promoviendo el uso del transporte público y el carpooling entre los miembros/empleados de la organización.

- Promueve la realización de actividades colectivas: en particular recomendaría realizar en una sala amplia meditaciones silenciosas colectivas o antes de las reuniones 5 minutos de recogimiento. Es increible lo que el silencio despierta.

- Nunca te olvides del humor: Qué puedo decir, si todos ya sabemos acerca del poder generativo de la risa.

Del Blog Humanismo y Conectividad: http://humanismoyconectividad.wordpress.com

Twitter: @schuschny

Facebook: Humanismo y Conectividad

1 Comentarios

Comentar