Huna | Blog

11 de enero del 2016

Te deseo buenas decisiones

Compartir
FacebookTwitterGoogle+


Te deseo buenas decisiones

 

Empieza un nuevo ciclo, uno más para algunos. Me gusta entusiasmarme con la idea que será uno maravilloso, total no cuesta nada, creo que no pierdo nada haciéndolo. Imagino que todos recibimos el año nuevo con esperanzas, lo pongamos en palabras o no, se respira un aire renovado, una especie de reivindicación, borrón y cuenta nueva o simplemente, una nueva oportunidad que durará 365 días.

 

Con el brindis de nuevo ciclo quiero desearte algo, que me resulta sumamente poderoso. Quiero desearte de corazón, que puedas tomar buenas decisiones, de esas que te acerquen a lo que hoy necesites, a lo que hoy elijas para vos y para tu vida. No me refiero a las decisiones que los demás esperan de vos, ni las que otros tomarían en tu lugar, tampoco a las sugerencias de corazón que solemos escuchar, sino a las tuyas, íntimas, a las personales e intransferibles.

 

¿Te debes alguna del año pasado? ¿Te gustaría animarte en este nuevo año a concretar eso que deseas? A eso me refiero. Deseo que este nuevo ciclo traiga para vos el coraje que requieren las buenas decisiones, el temple para afrontar el peso de lo que los otros piensen y la valentía para sostener la postura cuando todo tiemble, menos tu voluntad. Me gusta pensar que estas decisiones no pasan por la cabeza, sino por el corazón, o por la intuición, como quieras llamarle, que no son el resultado de 1 + 1, y que la mayoría de las veces dan bastante más que 2.

 

Si nos detenemos a pensarlo, nunca ha tenido buena prensa las decisiones, primero ha estado históricamente la suerte, “te deseo la mejor de las suertes”, quizá detrás la oportunidad “se presentó la oportunidad”, y bastante más atrás, la habilidad para tomar las decisiones y la voluntad de asumir las consecuencias. Hoy quiero enaltecer esa virtud, en mí, en vos y destacar ese talento para tomar las riendas de la realidad que te rodea y hacer que las cosas ocurran, ir en busca de lo que quizá, te haga definitivamente feliz. No como línea de llegada, sino como el camino que recorre quién la busca.

 

Para este 2016 te deseo buenas decisiones, las mejores elecciones que hoy puedas hacer, con la información y recursos que tengas. Por los beneficios no te preocupes, por que las buenas decisiones siempre avisan, te informan que han sido tomadas y tienen para darte extraordinarias dosis de paz, integridad y armonía.

1 Comentarios

Comentar